¿Qué necesito para superar el periodo de prueba?

Siempre que comienzas en una empresa te enfrentas a un periodo de prueba en el que tanto empresario como empleado ponen en la balanza sus intereses para llegar a medir los niveles de compatibilidad. Suele ser un tiempo de dudas donde aparecen conflictos y baches que solo si se superan, la relación laboral será fructífera.

Más allá del interés de empresa aparece el interés propio

La oportunidad está presente para ambas partes. “Dar lo mejor de uno mismo” se consigue conociendo mejor lo que la empresa busca y si esta premisa se corresponde con tus preferencias. ¡Aprovechemos la oportunidad!

Lo primero que debes saber… ¡Estás a prueba!

El nivel de exigencia en este periodo puede parecer mayor que en el ejercicio normal del puesto, sin embargo en la mayoría de los casos es solo una percepción del candidato. Los inicios son más duros por el carácter todavía inadaptado al ejercicio de las funciones. Es importante tener en cuenta el estrés, los nervios, la falta de conocimiento y gestionar de la mejor manera posible las emociones.

Hay que tener presente de manera continua que cualquier acto o comportamiento puede ser entendido por la empresa como inadecuado, lo mejor es adaptarse y dejar atrás la resistencia al cambio.

Hacerse poco a poco un hueco en la confianza de tu superior es otro de los aspectos a tener en cuenta. Hay que caer bien y crear relación de equipo. Al final las personas amigables ganan puntos y eso debe ser una aptitud que no puede faltar.

La proactividad es obligatoria cuando estas a prueba

Si o si, se tiene que poseer esta cualidad. Cuando se reciben tareas no cabe lugar para excesivas complicaciones y preguntas. “Buscarse la vida” es en palabras duras, y en algunas ocasiones, la mejor respuesta a los requerimientos.

Este concepto parte de la idea de que el tiempo escasea en las empresas, y a pesar de que un aprendiz en periodo de prueba requiere mucho tiempo (algo natural y totalmente correcto), no conviene sobrepasar los límites, por eso anticiparse a los requerimientos es en determinados momentos la mejor opción.

El método más eficaz para ser proactivo hoy en día está en el uso de internet. Preguntar a google aquellas posibles dudas y contrastarlas con los compañeros puede ser una buena opción. No obstante siempre viene bien seguir el modelo clásico; tener a mano los apuntes o notas de cosecha propia. (No olvides llevar un cuaderno, bloc de notas o agenda; siempre contigo)

Tú también pones a prueba a la empresa…       

No debemos olvidar que al final es una relación laboral y que ambas partes deben estar contentas. Este periodo de tiempo puede servir para conocer a fondo la empresa y valorar si cumple las expectativas. Al final siempre van a ocurrir situaciones e imprevistos, días buenos y malos, compañeros mejores y peores, por ese motivo es bueno realizar un balance final durante ese periodo y en consiguiente valorar. Las decisiones precipitadas casi nunca son acertadas. No es recomendable salvo en situaciones excepcionales de incompatibilidad o trato abandonar dicho periodo de prueba. Siempre es un aspecto negativo el hecho de no haber superado un periodo de prueba, sea cual sea la parte que toma la decisión.

Hay que pensar en los procesos selectivos futuros y de que manera supone una ventaja o una amenaza. ¡No dañes tu estrategia de futuro!

¿Debo aguantar hasta el final del periodo de prueba?

Al final es una cuestión que le surge a todo el mundo, pero que no todos gestionan de la misma manera. Si una relación laboral no consigue sobrepasar los baches iniciales significa que no va a ser una relación de futuro, por lo que es mejor terminarla cuanto antes.

Realizarse esta pregunta es bueno porque indica que existe dificultad y reto en el camino, al final es una cuestión de superarse. En cambio cuando esta pregunta se encuentra rondando día tras día y solo se piensa en ella, la solución sería abandonar cuanto antes. Iniciar una nueva estrategia de empleo lleva tiempo y cuanto más tiempo se disponga mejor.

El consejo…

El periodo de prueba es tan positivo para el empleado como para la empresa, ambos se sitúan en la posición de valorar.

El éxito de una relación laboral viene con el tiempo, pero la experiencia de los veteranos nos dice que aprovechar ese periodo de prueba no solo para ser analizado sino analizar a la empresa y contrastar si cumple con las expectativas propias, ayuda a focalizarse profesionalmente hacia el éxito. Expertos en esto aseguran que si esto se cumple crecer no será un problema.

lLA PRUEBA consiste en provechar el momento como un primer pulso.