¿Qué es la innovación?

Hablar de innovación se ha convertido en todo un referente en el mundo empresarial. Desde unos años para atrás el interés por las empresas por innovar ha crecido de manera exponencial. Empresas como “Uber”, “BlaBlacar”, “Google”, entre otras, tienen el concepto de innovación en la identidad de sus negocios, pero ¿Qué es la innovación?. Innovar no es sólo creatividad, ruptura con lo antiguo o aplicación de una tecnología, innovar es una acción de cambio que trae consigo una novedad. Este cambio no tiene que ser necesariamente en la manera en que producimos nuestro bien o servicio. La innovación puede surgir a partir de varios contextos.

Innovación desde la configuración de nuestra empresa

Este tipo de innovación parte desde las entrañas de nuestra empresa. Se trata de buscar alternativas dentro del funcionamiento empresarial al que nos hemos enfocado. Dentro de esta configuración podemos innovar desde varias perspectivas:

1) Innovación desde el modelo de negocio

El planteamiento de nuestro modelo de negocio puede originar oportunidades para la innovación. Debemos analizar de que forma aprecian nuestros clientes o usuarios nuestro negocio. En este proceso de análisis es muy importante responder a la cuestión de: ¿Cuánto están dispuestos a pagar nuestros clientes por nuestro producto o servicio? 

Desde esta perspectiva tal vez podamos dar una serie de vueltas a nuestro modelo con el fin de innovar y diferenciarnos.

2) Networking

Hoy en día es imposible tratar de participar en el mercado de manera solitaria. De nuestras alianzas se basa nuestro éxito. Compartir beneficios no debe asustarnos siempre y cuando también compartamos riesgos. El objetivo de la innovación en esta dimensión consiste en buscar socios de calidad que configuren nuestra empresa hacia un sistema con más fortalezas. Otro de los aspectos positivos a destacar es la oportunidad de aprovecharte de los activos y capacidades de tus socios. El resultado puede ser una retroalimentación encaminada a maximizar los beneficios.

3) Cambios en nuestra estructura de la empresa

La manera en que nos organizamos también es objeto de la innovación. Desde la manera en que gestionamos nuestros equipos y bienes materiales hasta la forma de gestionar el talento de nuestra empresa. Este último aspecto de la gestión del talento es el grueso de la innovación. Empresas exitosas como Google han sabido sacar partido a la innovación den recursos humanos hasta convertirse en líderes para atraer y retener al mejor talento. A partir del mejor equipo, los resultados de cualquier negocio solo pueden multiplicarse. La apuesta por Google con los denominados Googlers parece ser la envidia del resto de empresas del mundo. Con este ejemplo queda claro que es otro de los puntos donde la innovación se hace presente.

4) Innovar en la producción 

La manera en la que trabajamos para producir nuestros bienes o servicios ha sido siempre el objetivo de moda de la innovación. En este punto las empresas por lo general se encuentran muy avanzadas y se podría decir que casi la gran mayoría son innovadoras en este aspecto. El avance de la tecnología y la desaparición de la resistencia por parte de los empresarios a implementarla ha llevado a las empresas a resultados económicos cada vez mejores. Prueba de ello se observa en el sector de la industria donde ha llegado incluso a sustituir la mano de obra humana.

Innovación desde el punto de vista de la oferta

En esta dimensión de lo que se trata es de centrarse en la forma en que podemos influir en los productos o servicios ofrecidos. Podemos intervenir desde dos perspectivas:

5) Desde una perspectiva de rendimiento

Se trata de aportar valor y calidad a nuestros productos para mejorarlos o bien podemos crear otros nuevos de mejor calidad. Una técnica utilizada por muchas empresas es la oferta de actualizaciones para los productos ya existentes. Este es otro de los campos muy explotado en cuanto a innovación y a pesar de que muchos empresarios piensan que este es junto con el de producción los únicos campos donde la innovación es posible, lo cierto es que no es así.

6) Desarrollo de sistemas complementarios

Una de las opciones que podemos contemplar es la de innovar hacia la creación de productos complementarios a los ya existentes. No tiene nada que ver con la anterior perspectiva de rendimiento, puesto que esta se diferencia en que son productos nuevos pero que complementan a los principales. Este tipo de innovación es altamente influyente y cuando se consigue aumenta los beneficios enormemente.

Innovación desde el punto de vista de la experiencia

Otro de los aspectos donde la innovación tiene que estar presente es dentro de los aspectos visibles por el cliente. Sin duda es uno de los campos donde las empresas tienen que prestar atención puesto que es la primera  impresión y como no la que más cuenta. Podemos atacar innovando desde varias perspectivas:

7) A través del servicio

A través de nuestro servicio podemos facilitar y aumentar el valor percibido por nuestros clientes. Resulta imprescindible la realización de un análisis del camino que siguen nuestros clientes desde que conocen nuestra empresa hasta que compran e incluso después de la compra en su experiencia con nuestro producto o servicio. Podemos entonces descubrir en qué puntos prestar soluciones y mejorar la experiencia.

8) A través de los canales

La manera en que entregamos el producto o prestamos nuestro servicio es relevante. La innovación en esta dimensión se encuentra focalizada en ofrecer cuantos más canales de venta y de servicio posible. La innovación multicanal juega un papel muy importante y por ello es otro de los puntos abiertos a la innovación. Centrar los esfuerzos en ofrecer diferentes canales de venta o incluso crear uno nuevo será siempre una opción acertada.

9) A través de la marca

Los clientes tiene que reconocer, recordar y preferir nuestra marca. Es extremadamente importante prestar atención a nuestra marca para ganar la suficiente relevancia. Los esfuerzos de la innovación en este ámbito están orientados a la creación de productos de deseo única y exclusivamente por la marca. Un ejemplo de este tipo de innovación es el caso de la empresa knockaround,qué solo con el esfuerzo en innovar a través de su marca consiguió convertirse en una empresa líder en la venta de gafas de sol.

10) A través del “Customer Engagement”

“La guinda del pastel”  se centra en tratar de involucrar a nuestros clientes en nuestro modelo de negocio. A través de actuaciones enfocadas a comprender las aspiraciones de nuestro público objetivo con el fin de crear interacciones significativas y generar experiencias positivas memorables, estaremos en el lado correcto. Innovar en este aspecto con el fin de originar momentos mágicos para nuestros clientes convertirán nuestra marca y nuestra empresa en insustituible e imprescindible.

La innovación por tanto no sólo depende de la manera en que producimos sino de muchos aspectos dentro de nuestra empresa u organización. Entender estos aspectos son un reto para aquellos encargados de gestionar el talento puesto que son los encargados de marcar las directrices de liderazgo capaces de hacer integrar los objetivos generales de la empresa con los objetivos particulares de cada uno de los miembros del equipo. Conocer estos 10 tipos de innovación sólo pueden aportarte beneficio del que sin duda te sentirás orgullos@,