Mejor con Talento

Cambio y Outplacement: Una gran alianza

No es la primera vez que hablamos del momento del despido. Hace un tiempo, conocimos a nuestro amigo Paco, quien, tras muchos años de fiel servicio a su empresa de toda la vida, no tuvo más remedio que decir adiós.

Por desgracia para él y suerte para el nuevo empleado de la compañía, el mercado laboral es un ente vivo, que funciona a distintas velocidades según multitud de factores. 

En este contexto tan complejo, algunas empresas dentro de sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa (de la que hablaremos en otra ocasión), incluyen diferentes medidas compensatorias que beneficien a aquellos empleados con los que se termina unilateralmente la relación contractual, siempre y cuando la salida no sea en términos poco amigables.

¿Qué es el Outplacement?

Uno de estos servicios ofertados por algunas organizaciones, bajo ciertas condiciones, es el Outplacement, el cual se puede definir como el conjunto de procedimientos que la empresa lleva a la práctica para asistir a un empleado que se queda sin su puesto de trabajo tras el despido.

El objetivo fundamental de este servicio es ayudar al trabajador a reincorporarse de nuevo al mercado laboral y disminuir, en la medida de lo posible, los efectos negativos que le subyacen del despido. Sin embargo, no es de menospreciar el impacto positivo que reporta a la imagen de la organización, como su labor preventiva ante eventuales problemas legales.

Esta técnica está concebida para aquellas personas que, por diversas circunstancias, tienen serias dificultades para encontrar su espacio en los nuevos canales de búsqueda de empleo, así como para poner orden y claridad en su Currículum Vitae.

Tipología y Fundamentos

Si bien las propias empresas pueden tener profesionales que cuenten con el Outplacement como parte de sus funciones, no es lo habitual. Como norma general, las organizaciones recurren a consultoras externas especializadas en estos servicios.

Los programas suelen tener una duración media de tres a doce meses, ocasionando un coste que fluctúa entre los 4.000 euros a los 12.000, por lo que es de especial importancia elegir bien los beneficiarios de este servicio.

Las Fases del Outplacement

Como todo proceso, este servicio se estructura en una serie de etapas secuenciales que conducen a la persona por diferentes estadios, partiendo de una primera situación actual en la que el empleado debe enfrentarse a su realidad, hasta la adquisición de un grado de autonomía suficiente como para ser dueño de sus decisiones.

  • Evaluación Inicial: La primera y, quizás, la más difícil de las etapas. El consultor de Ouplacement debe mostrarse cercano y con altos niveles de empatía. La misión primordial en este punto es recomponer a un profesional que se suele sentir decepcionado y falto de confianza en sí mismo. Es fundamental hacer un análisis de fortalezas y debilidades, que permita posteriormente trabajar para potenciar las primeras y menguar las segundas.
  • Definición de Objetivos: Fase en la que se define el target al que se quiere dirigir el empleado en su nueva etapa. Es importante que el consultor haga de contrapeso ante una más que probable visión continuista del profesional. Esto le ayudará a ampliar su visión y barajar otras posibilidades que, hasta el momento, no había contemplado.
  • Plan de Acción: Se trata de la etapa con mayor contenido, pues suele constar de una primera parte formativa en aquellos aspectos que hayan resultado como débiles del análisis inicial. Por ejemplo, es muy común que se profundice en las nuevas herramientas de búsqueda de empleo como LinkedIn o InfoJobs, así como en reconfigurar la estructura del Currículum Vitae.

Una vez asentados dichos conocimientos, se pasa a la acción. El empleado comienza a buscar allá donde quiera encontrar, acompañado por el consultor en una proporción que disminuye conforme pasa el tiempo, para dotar al profesional de autonomía en sus acciones.

  • Gestión de los Resultados: A medida que se avance en el proceso, las consecuencias del mismo se irán sucediendo. Es evidente que el programa entra en su fase final una vez que el trabajador haya encontrado un nuevo empleo. Llegado este momento, el consultor pasa a ser una figura de seguimiento que está presente en las primeras semanas o meses de la nueva andadura profesional, hasta retirarse definitivamente.

Ideas Generales

Detrás de cada despido hay mucho más que una persona que abandona la compañía. Tras ella, desfilan infinidad de motivos con forma de pareja, hijos, hipoteca u orgullo personal por los que seguir corriendo en esta maratón que es la vida.

El Outplacement es una técnica que, sin estar al alcance de muchas empresas, sirve de gran ayuda para aquellos profesionales a los que sus años de dedicación absoluta a sus empresas les han alejado de la realidad presente, dejándolos en la parada mientras el tren se aleja a un ritmo vertiginoso.

Jaime Fajardo Santana

Responsable de Selección IT y fundador de Talent Vitae.

¿Quiéres añadir algo?

Suscríbete a nuestra red

Síguenos

¡No te cortes! Lo más importante es el Networking. Nos encanta conocer gente nueva e interesante y sobre todo hacer nuevos amigos.

Contacta