En 2016 las organizaciones perdían 48,9 mil millones de dólares por pérdidas de inventario. De entre ellos, 15 mil millones se debían al robo interno por parte de los empleados. Así lo menciona el nuevo Libro Blanco “Preventing and Deterring Organizational Deviance”, publicado recientemente por el Comité para la visibilidad de la Sociedad para la Psicología Industrial y Organizacional (Society for Industrial and Organizational Psychology – SIOP).

Sin embargo, y tal y como señala en el documento, más importante que el robo derivado de los trabajadores resulta ser el robo de tiempo. Este fenómeno se produce cuando el empleado no trabaja todas las horas por las que es remunerado, esto es, cuando su rendimiento no es aprovechado al máximo. Aunque es difícil de estimar, según un estudio el coste asociado al robo de tiempo asciende a 759 mil millones de dólares al año.

Estas son algunas de las conductas nocivas que se dan frecuentemente en el ámbito laboral, las cuales son objeto de preocupación para las empresas. Por ello se hace necesario, sin duda, plantearse un análisis de las causas que conducen a este comportamiento laboral contraproducente.

Este tipo de comportamiento tiene grandes costes para las organizaciones, pero no solo en relación a pérdidas monetarias, también a problemas de clima laboral, rotación de personal, etc.

¿Cuáles parecen ser las causas de las conductas desviadas o nocivas entre los empleados?

1. Estresores laborales

La ambigüedad de rol (incertidumbre en las tareas a realizar por parte del trabajador), los conflictos interpersonales y el conflicto de rol (asignación de tareas que el trabajador entiende que no forman parte de su trabajo o conflicto entre este y sus creencias personales), son algunos de los estresores que pueden motivar este tipo de conductas.

Asimismo recibir órdenes múltiples por parte de diferentes supervisores puede conducir al trabajador a la frustración y a evitar su trabajo para reducir las emociones negativas resultantes.

Sin embargo, el apoyo social de los compañeros de trabajo, supervisores y familia pueden ayudar a reducir estas conductas. Otras medidas beneficiosas para eliminar o reducir el impacto de los factores laborales estresantes pueden ser los siguientes:

  • La evaluación de la satisfacción de los trabajadores (encuestas, comunicación vertical).
  • La definición detallada y exhaustiva de las tareas de cada puesto de trabajo.
  • La capacitación laboral adecuada.
  • La buena comunicación de los procesos de evaluación de desempeño.

2. Percepción de equidad organizacional

Las conductas nocivas también pueden ser una respuesta a la percepción de injusticia en la empresa. En este caso, los empleados pueden percibir que no son recompensados adecuadamente por la cantidad o calidad de trabajo que realizan, concluyendo que son tratados injustamente.

La empresa en este caso debe poner en marcha procedimientos justos para:

  • Seleccionar, promover y recompensar a sus trabajadores.
  • Comunicar transparentemente los criterios de incentivos.
  • Promover la participación de los empleados en la toma de decisiones.
  • Informarles sobre las políticas y procedimientos de la organización.

3. Relaciones sociales

Los entornos sociales, como el lugar de trabajo, pueden influir bastante en la conducta de los empleados. Su percepción sobre la organización y su funcionamiento pueden influir positiva o negativamente en su comportamiento. Así, aquellos que perciben las políticas y prácticas de su empresa como éticas tienen una menor probabilidad de cometer conductas nocivas, y viceversa.

El liderazgo en la organización también es un factor importante. La supervisión abusiva o la percepción de imparcialidad en las decisiones y acciones del supervisor se relacionan fuertemente con conductas contraproducentes. Sin embargo, la demostración del comportamiento ético por parte del supervisor, se asocia con niveles inferiores de estas conductas.

Algo que justifica, asimismo, la importancia de las dinámicas de trabajo en equipo en las empresas es la influencia que tienen los compañeros de trabajo sobre estos comportamientos nocivos. Cuando las normas de un grupo de trabajo u organización apoyan conductas poco éticas, es más probable que el trabajador actúe de forma inapropiada. Comportamientos de rivalidad entre los compañeros, también potencian estas conductas.

En consecuencia, las medidas que a adoptar en estos casos pueden ser:

  • Que los supersivores y líderes prediquen con el ejemplo, esto es, muestren el mismo comportamiento ético que se espera de los trabajadores.
  • Una comunicación transparente sobre las acciones y decisiones en la empresa, así como los objetivos y recompensas.
  • Canales apropiados de comunicación, para informar sobre una supervisión abusiva o agresión por parte de los compañeros.

4. Predictores de los empleados

Las diferencias individuales o rasgos de personalidad hacen que algunos trabajadores sean más propensos a actuar de manera contraproducente que otros.

Los trabajadores que tienden a responder a las situaciones de manera hostil o que sufren con frecuencia ansiedad, tienen más probabilidad de realizar conductas desviadas. A diferencia de aquellos que con frecuencia experimentan emociones positivas, siendo más amistosos, amables, honestos y con mayores niveles de integridad. Esto resalta la importancia del entrenamiento de la inteligencia emocional en el trabajo.

Por otro lado, también son relevantes las actitudes laborales. Aquellos que poseen una actitud positiva hacia el trabajo, caracterizada por la satisfacción y el compromiso con la organización, suelen tener conductas también positivas. Sin embargo, aquellos que tienen conductas mayormente negativas (insatisfacción y falta de compromiso), cometen más conductas inadecuadas.

La selección de candidatos con menor riesgo de comportamiento laboral contraproducente puede ser una opción para prevenir este. Pero, no podemos olvidar que el lugar de trabajo y las dinámicas de la empresa tienen también una gran influencia, y por tanto, un gran papel.

Las conductas nocivas entre los trabajadores pueden llegar a ser extremadamente costosas, pero es un problema para el que existen soluciones. Y la implementación de la mayoría de ellas puede resultar fácil y con costes relativamente bajos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here