Ahora más que nunca es importante para las empresas cuidar su imagen de puertas para afuera. Esto no solo resulta atractivo para los clientes sino también para el talento presente y futuro de la empresa.

¡El grueso del asunto!

Cada vez cuesta más retener al buen talento, los empleados estrella están muy cotizados y los “Hunters” acechan trabajando para conseguir llevárselos. El dinero importa, pero no lo suficiente. De nada sirve retener al talento estrella con un salario por encima de la competencia si no cuidamos a la perfección los detalles básicos de la excelencia, los únicos al final capaces de luchar contra la rotación.

Atar a las estrellas a través del employer branding

La guerra por retener el talento es todavía más fuerte en sectores con una alta demanda de perfiles cualificados. Competir ofreciendo una remuneración jugosa ya no es el principal foco de actuación de las empresas, ahora el secreto se encuentra en ofrecer beneficios sociales e incentivos con el fin de mejorar el bienestar. Se consigue de esta manera reforzar el sentimiento de pertenencia, lo que en otras palabras puede definirse como orgullo de empresa. Pero todo esto se ve incrementado si le añadimos nuestra propia estrategia de employer branding.

¿Qué es el employer branding?

El employer branding es un concepto unido a Recursos Humanos pero donde tiene mucha importancia marketing. Resulta de la necesidad de atraer y retener al talento, y por tanto a través de la marca como empleador se trata de crear un vínculo de atracción y retención. Este fenómeno consigue despertar el interés de las personas hacia la empresa y al mismo tiempo hace sentir orgullosos a los que la componen. Dicho así suena muy bonito y hasta simple, pero esto entraña un trabajo arduo por el que cada vez más empresas deciden apostar, asumiendo los costes, ya que al final resulta una inversión a largo plazo, pero con grandes beneficios para la empresa.

Los 5 aspectos básicos del Employer Branding

A pesar de que el Employer Branding es una estrategia complicada y planificada desde Recursos Humanos y Marketing, existen unos aspectos básicos que deben cumplirse en la empresa, previos a cualquier estrategia, simples de analizar y factibles de alcanzar.

Transparencia

Es muy importante ser transparente y sincero. Cuando seleccionamos a nuestros candidatos tenemos que aplicar nuestros esfuerzos en ser claros e informar de la realidad de nuestra organización. Podemos resaltar nuestras ventajas pero también debemos desnudarnos relativamente mostrando ciertas desventajas. Cumplir con esto al final es todo un arte que viene de la mano de los mejores seleccionadores. Establecer unas pautas y un discurso es una tarea de Recursos Humanos importantísima, el objetivo final es hacer coincidir las expectativas previas a la incorporación con la realidad diaria de nuestra organización. ¡Tarea complicada!

Onboarding

Tan solo tenemos una oportunidad para sorprender y mostrar nuestra mejor cara, por eso no debemos fallar aquí. Cualquier detalle suma o resta en este primer contacto, y en Recursos Humanos debemos ser expertos en causar las mejores primeras impresiones en nuestra empresa. Una buena bienvenida se basa en una perfecta organización de la incorporación, una información y formación apropiada así como proporcionada; y una empatía con el nivel de estrés que los primeros días pueden ocasionar.

Confianza será el guardián del employer branding

De nada sirven las restricciones autoritarias. Contratamos profesionales, por ese motivo no tiene sentido tratar a nuestras estrellas como a trabajadores inmaduros. Es fundamental crear un entorno de flexibilidad donde nuestro empleado se sienta cómodo, libre y pueda actuar tal y como es. Esta estrategia nos abre la oportunidad de conocer mejor a nuestro nuevo profesional y aportar cualquier opinión libre y constructiva. También puede suceder que se genere un exceso de confianza, y esta volverse en nuestra contra, pero al final vuelve a ser una ventaja para la empresa, ya que al final es la mejor manera de conocer a la perfección la personalidad del empleado.

Camaradería con galletas

El sentimiento de pertenencia a la organización se puede hacer a través del refuerzo positivo que nos puede facilitar la marca. El logo de la empresa, los colores, una canción… nos puede ayudar bastante en esta tarea. Por eso podemos valernos de ´´galletas´´ de las que nuestros miembros van a sentirse agradecidos. Un detalle siempre gusta, pero si este detalle viene de la empresa con los colores corporativos, mensaje, lema o logo, refuerza el sentimiento de pertenencia y orgullo de marca. No se trata de comprar a base de obsequios, sino de crear clima y ambiente de refuerzo ayudándonos de nuestra marca.

Valorar y no premiar

No sirve de nada nombrar al empleado del mes o al más avanzado seleccionado estadísticamente, si luego no se sabe apreciar los pequeños detalles. Basta con decir gracias, o reconocer un esfuerzo realizado, para aumentar el ego del empleado. Al final el truco está en valorar y no premiar. Esto es algo que muchas empresas confunden y pasan directamente a olvidarse. Por eso es muy importante inculcar a los jefes departamentales la obligación de valorar los detalles. Es relevante para la imagen de marca, que los de arriba sean detallistas y sepan cuantificar el esfuerzo que cada miembro de su equipo realiza. Un acto tan normal no debería costar tanto.

El Employer Branding Funciona de verdad

Es la mejor manera de posicionar una empresa de manera orgánica. Simples acciones que resultan obvias tienen peso sobre la organización, ¡Y MUCHO! Aquí tan solo hay 5 claves básicas, pero esto se amplía en función de la creatividad de cada empresa, otro tema que da mucho para hablar. ¿Podría existir un departamento creativo?…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here