Mejor con Talento

Fidelizar un equipo

  • ¿Hasta qué punto es importante fidelizar un equipo?
  • ¿Tiene consecuencias para mi empresa y para mis resultados el no tener un equipo estable y definido?
  • ¿Por qué no se mantiene la gente el puesto?

Éstas y otras preguntas surgen en relación a empresas o puestos de trabajo por los que pasa mucha gente pero poca se queda. ¿Por qué ocurre esto?

Como en cualquier circunstancia o situación, cuando algo sucede no se debe a un único motivo, suele ser la unión de varios factores.

Si el trabajo es precario en condiciones y prestaciones, seguramente sufrirá más movilidad de personas que si un trabajo tiene unas características más favorables y estables.

El salario, el tipo de trabajo, los horarios… Si todo es favorable contribuye positivamente para que el trabajador se sienta a gusto y cómodo, con ganas de desarrollarse profesionalmente, hacer su propia carrera y promocionar dentro de él.

Si por el contrario, estas condiciones son precarias, insuficientes y acompañadas de un ambiente laboral hostil o poco amigable, es probable que al poco tiempo de entrar, se plantee buscar otra cosa mejor o un cambio de trabajo en cuanto sea posible.

Y si además la empresa no valora el trabajo del empleado, si hay movimiento de personal de manera constante, si no se crea una estructura fija y sólida de equipos, si no se motiva para conseguir objetivos comunes, si no se transmite el espíritu de empresa porque no se sabe cuánto se va a durar en ella…

Todo esto también contribuye a la precariedad laboral, no solo el salario u horarios difíciles.

Fidelizar un equipo no es solo cuestión económica

Puede ser que la empresa no esté en condiciones de ofrecer otra alternativa, que le resulte económica y laboralmente inviable, pero siempre puede haber personas que por circunstancias personales u otros motivos puedan encajar en estos puestos.

No es todo el salario, hay personas con todo tipo de necesidades, con todo tipo de casuísticas que pueden ver en este tipo de empleos el complemento o salvación a su situación personal.

Cualquier equipo que desee conseguir unos objetivos propuestos y alcanzar unos resultados óptimos necesita que todos sus miembros remen en una misma dirección. Hacer partícipes a los trabajadores de la importancia que tienen en esta tarea pero no achacándoles todo tipo de responsabilidad.

Fomentar un equipo de trabajo estable en el que sus integrantes no sientan la inseguridad permanente de que hoy puede ser su último día de trabajo.

Ver que se contrata de manera frecuente y periódica a personal nuevo. Que los últimos se quedan y los veteranos se van de la empresa, argumentando siempre la misma explicación: No has alcanzado los datos esperados independientemente que esto sea verdad o no y de lo que el equipo  de gestión haya trabajado para mejorar esta situación o haya dedicado tiempo y ayuda a incrementar los resultados de manera individual.

Cuándo un equipo se sienfe fidelizado

Los equipos que se sienten fidelizados responden ante los retos, se esfuerzan por alcanzar los objetivos, no solo porque forma parte de su trabajo sino porque ese éxito también es suyo. Es su misión conseguir buenos resultados para la empresa y además afianza su posición en ella. Todos ganan porque todos son un equipo y cada uno tiene su función.

Fracasar a la hora de fidelizar un equipo

Si la empresa prefiere tener movilidad de personal, contratar gente en base únicamente a resultados obtenidos, sin trabajar con los equipos, sin ayudarles a mejorar, sin hacerles partícipes de los éxitos o fracasos como partes importantes de un mismo equipo.

Si no se valora al trabajador, aunque el trabajo tenga carencias y condiciones más precarias, la necesidad constante de tener personal nuevo se convierte en una rutina y van pasando personas y personas por los mismos puestos una y otra vez, dando una sensación generalizada de que nadie es lo suficientemente válido y bueno en el trabajo para mantenerse y durar.

El nivel de exigencia es tan elevado que nadie alcanza el listón.

Estos comportamientos carecen de autocrítica porque la responsabilidad recae siempre en el mismo punto: el trabajador que no consigue buenos resultados.

Un equipo unido, responde.

Unos trabajadores valorados se esfuerzan.

Una empresa que confía en su equipo consigue éxitos.

¿No merece la pena apostar por la gente que trabaja para ti?

El empleado que realiza un trabajo responsable se merece atención y ayuda para incrementar sus resultados. No es solo una máquina de conseguir citas o ventas.  

¿Es bueno tener tanta movilidad de personal?

Los empleados que ven esta circunstancia a su alrededor no sienten seguridad ninguna por su puesto de trabajo. Mañana pueden ser uno de los que se marchen y se quede otro en su lugar.

No han tenido oportunidad de afianzar su trabajo, no le han dado margen para tener su curva de aprendizaje con sus aciertos y sus errores. Parece que no está permitido fallar generando ansiedad y stress ante cualquier tarea, lo que seguramente facilitará un aumento de fallos y un rendimiento poco óptimo.

Equipo estable equipo fidelizado

Tener un equipo estable da seguridad a ambas partes, de manera individual y de manera grupal. Sentir que confían en tu trabajo es importante para trabajar mejor y conseguir mejores resultados.

Pensar que cualquiera puede desempeñar el puesto ofertado porque desgraciadamente hay mucha oferta, es construir algo con cimientos tan inestables que probablemente se caerán en cualquier momento y varias veces y varios a la vez…

No es fácil crear un equipo, ni mantenerlo pero puede resultar más difícil buscar el trabajador perfecto, aquél que dará los mejores resultados y nunca cometerá fallos, cuando la solución puede estar mucho más cerca, fidelizar a tu gente ayudándoles, poniendo los recursos y la ayuda a su alcance para optimizar su trabajo diario, con compromiso, con fidelidad, con confianza.

 “El talento gana juegos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos.”

MICHAEL JORDAN

Miriam Hernandez

Especialista en Coaching e Inteligencia Emocional.
Con una actitud positiva todo es posible.

16 comentarios

  • Concuerdo en todo con tu artículo. Siempre me he planteado la duda, cuando veo que una oferta que se repite cada cierto tiempo, normalmente en un espacio relativamente corto. ¿Será porqué la empresa crece y necesita más personal o será que, es puesto es demasiado exigente, malas condiciones… y la gente no aguanta o la despiden?
    Siempre, desde el desconocimiento previo, porqué no tengo más datos, me decanto por la segunda opción. No todo es económico, como bien dices. El sentirse parte activa de la empresa, puede suplir carencias del puesto de trabajo.
    Excelente artículo!!

    • Pues efectivamente puede ser por varios motivos… Independientemente de eso, yo estoy segura que hay trabajos para todas las necesidades y todas las casuísticas y no todo es el salario, hay otros componentes que pueden compensarte y merecer la pena antes que el sueldo, que también es importante. Pero es que cada persona es un mundo y cada uno tiene sus necesidades.
      Muchas gracias por comentar el artículo Jesús.

  • Genial Míriam tu planteamiento. Los q ya tenemos bastantes tablas en el ámbito laboral sabemos los importante q es el trabajo en equipo y, además que ese equipo esté cohesionado. Sí a eso se le une un buen ambiente, el éxito está garantizado. Enhorabuena por el artículo.

    • Precisamente con experiencia y con años a la espalda es como se aprecian cosas de manera mucho más global y la importancia de un buen equipo, de un buen ambiente, de compañeros… Todo eso contribuye al éxito personal y grupal. Muchas gracias por comentar!!

  • No resulta fácil crear y aún menos mantener un buen equipo de trabajo sin el apoyo de la dirección de la empresa y sin el respaldo de unos objetivos viables y medianamente próximos, pero se hace imprescindible para ello la estabilidad y continuidad de sus integrantes y esto sólo se consigue con estabilidad, reconocimiento del trabajo y un buen ambiente que lo selle.
    Un artículo sencillamente brillante y motivador; enhorabuena.

    • Es que el líder del grupo o la empresa debe formar parte de ese equipo, contribuir a su éxito y colaborar en su trabajo, reconociendo y valorando a su equipo. Sólo así podrán obtenerse buenos resultados. Muchas gracias Ricardo por comentar.

  • Una radiografía pefecta de los equipos de trabajo y sus parabienes, pena da que muchas empresa no fomenten el trabajo positivo y siguan los roles tóxicos icos que no benefician a nadie, salvo a los propios agentes tóxicos

    • A veces no se saben identificar esos agentes tóxicos que causan tanto daño, pero aún es más grave cuando se ven y no se hace nada por solucionarlos, eso es peor. Muchas gracias por comentar!!

    • El equipo es el centro. Sin personas no habría empresas, ni servicios, ni trabajo a desarrollar… Las personas son fundamentales y no valorarlas, es un error que acaba pasando factura. Muchas gracias!!

    • Jefes o líderes de equipo, personas que gestionan personas, porque al final todos estamos en el mismo sitio y nuestros objetivos deberían ser más comunes y conjuntos.. Me alegra mucho que te haya gustado. Muchas gracias por comentar!

Síguenos

¡No te cortes! Lo más importante es el Networking. Nos encanta conocer gente nueva e interesante y sobre todo hacer nuevos amigos.

Suscríbete a nuestra red

1
¡Hola!
Uno de nuestros consultores está disponible.
¿Hablamos?
Powered by