Mejor con Talento

¿Qué es un ERTE?

Expediente de Regulación Temporal de Empleo

Un ERTE es una herramienta de la que disponen las empresas ante una situación difícil que ponga en “Jaque” a la misma, ya sea por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Sus siglas Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) responden a una situación temporal para adoptar medidas frente a trabajadores empleados. Estas medidas van enfocadas a la suspensión temporal de los contratos de trabajo o la reducción de las jornadas. Ambas medidas por el tiempo que se estime necesario para cubrir la situación por la que atraviesa la empresa.

La regulación de esta herramienta se encuentra detallada en el Artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores.

¿Qué debe tener en cuenta la empresa a la hora de un ERTE?

Lo primero que debe realizar la empresa una vez tomada la decisión de iniciar el ERTE es elaborar una memoria bien fundamentada que acompañará al modelo oficial de comunicación de la suspensión de la relación laboral. La creación de dicha documentación debe estar debidamente contrastada y elaborada, por lo que resulta imprescindible el asesoramiento legal.

Después resulta imprescindible abrir un periodo de consulta por un plazo de 15 días. Esta fase es más rápida para aquellas empresas que poseen representación legal de los trabajadores, que serán los primeros en conocer de la decisión de la empresa.

Para aquellas empresas que no dispongan de representación legal el proceso se puede alargar bastante, ya que se requiere de una reunión en la que deben estar presentes todos los miembros de la empresa donde designarán a los portavoces. Los portavoces serán los que hablen en nombre de todos y negocien con la empresa sobre el ERTE.

¿Qué pasa en caso de fuerza mayor?

En el caso de que el ERTE se active por Fuerza Mayor, el periodo de consultas y los pasos anteriores no son precisos, como así establece el Artículo 31 y siguientes del RD 1483/2012 de 29 de octubre.

En este supuesto se dará cuenta de la decisión optada por la empresa de un ERTE por Fuerza Mayor a la autoridad laboral, quien constatará dicha “Fuerza Mayor” en el periodo de cinco días.

¿Qué debe tener en cuenta el trabajador a la hora de un ERTE?

Los trabajadores afectados por el ERTE se verán en una situación de suspensión del contrato de trabajo total o parcial.

Durante el tiempo que dure la suspensión los trabajadores afectados podrán solicitar la prestación por desempleo. Para poder optar a dicha prestación es necesario haber cotizado un periodo mínimo de 360 días o que las rentas obtenidas hasta el momento de la suspensión no hayan superado el 75 % del SMI.

Los trabajadores no recibirán ningún tipo de indemnización pero deberán ser readmitidos en el momento que el ERTE llegue a su fin, es decir, finalice el plazo descrito en la memoria inicial.

¿Qué coste tiene el ERTE para la empresa?

El ERTE tiene un gran beneficio para la empresa ya que deja de abonar el salario correspondiente a cada uno de los trabajadores acogidos a la suspensión del contrato o la parte correspondiente a aquellos que se encuentran en situación de reducción de jornada. A cambio, la empresa deberá mantener en situación de alta a los trabajadores y abonar las cuantías correspondientes a la Seguridad Social.

David Barés

Creo en las personas como el mejor camino hacia el éxito en cualquier organización.

¿Quiéres añadir algo?

Suscríbete a nuestra red

Síguenos

¡No te cortes! Lo más importante es el Networking. Nos encanta conocer gente nueva e interesante y sobre todo hacer nuevos amigos.

Contacta