Sistemas de Información de Recursos Humanos y el HRIS Coordinator, punto de conexión.

A lo largo de la historia, la sociedad ha tendido a catalogar sus diferentes épocas según los acontecimientos o hechos más relevantes que en ellas acontecían. Por ejemplo, podemos referirnos al período que abarca de 1760 a 1840 como la I Revolución Industrial, debido al conjunto de transformaciones profundas que cambiaron el entorno económico y social en todo el mundo.

En la actualidad estamos más que familiarizado con el término “histórico”, el cual empleamos con tan alta frecuencia que corremos el riesgo de desprenderle de su significado original. Sin embargo, es indudable que entre todos esos cambios que experimentamos día a día hay uno especialmente importante: la aplicación de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en nuestra vida cotidiana.

La Era Digital o de la Información

El comienzo de esta denominación no está claramente establecido, pese a que podemos encuadrarlo en el despegue definitivo del uso de Internet en todos los ámbitos de nuestra vida a comienzos del siglo XXI.

Gracias a ello, hemos experimentado una serie de cambios que han alterado el orden en el que entendemos la vida: los billetes de avión varían el precio según las veces que visites los portales web de viajes o podemos transferir dinero automáticamente a través de la agenda de contactos.

Según los expertos, estas transformaciones son la más clara evidencia de la revalorización del valor de los datos, los cuales han pasado a ser prioridad número uno de todas las organizaciones sea cual sea su índole.

Si estamos algo conectados con las noticias, no nos extraña ver asiduamente cómo partidos políticos utilizan información de los ciudadanos para influir en elecciones o clubes deportivos predicen los rendimientos de sus deportistas en una temporada basándose en registros anteriores.

HRIS (Sistemas de información de RRHH): Aplicación a la Gestión de Personas

Paralelamente a toda la evolución expuesta anteriormente, los departamentos de Recursos Humanos han ido desarrollándose y encontrando su espacio dentro de este nuevo contexto. 

Pese a que se trata de un proceso continuo y tiene diferentes velocidades según el sector y la empresa, los equipos encargados de gestionar personas han ido incorporando a su trabajo diferentes programas informáticos que aumenten la eficiencia de sus tareas, así como les permita optimizar recursos.

A este conjunto de aplicaciones informáticas destinadas a la administración de personal se les denomina Human Resources Information System o HRIS (Sistemas de Información de Recursos Humanos).

En definitiva, son softwares personalizables según los requerimientos del usuario que permiten la unificación de cualquier tipo de información de los trabajadores en un único repositorio.

Las ventajas del uso de estos programas son:

  • Abaratamiento del coste en un departamento de Recursos Humanos.
  • Facilidad de acceso a cualquier tipo de información de empleados y candidatos potenciales.
  • Aumento de la eficiencia de los procesos propios del departamento.
  • Ahorro tiempo en tareas rutinarias.

Posiblemente el más conocido de todos sea SAP (el cual merece un artículo propio más adelante), pese a que la tendencia actual se encamina a otro tipo de servidores en la nube como SuccessFactors o Workday.

De los sistemas de información de RRHH a una nueva necesidad: SaaS

Fruto de la aplicación de las nuevas tecnologías en los departamentos de personas, se genera la necesidad de contar con empresas especializadas en la implementación y desarrollo de estas herramientas. 

Estas organizaciones forman parte de un nuevo sector dentro del mundo empresarial, denominado Software as a Service o Saas (Software como un servicio), el cual se encarga de proveer a sus clientes (otras empresas) de los más avanzados programas informáticos para la gestión de personal, así como la customización y mantenimiento de los mismos.

Sin duda alguna hablamos de una vía de negocio en alza y que demanda continuamente a profesionales formados en las últimas tendencias en este ámbito.

La figura del HRIS Coordinator

Todo lo expuesto anteriormente presenta innumerables dificultades en su aplicación práctica, fundamentalmente debido al entendimiento entre los miembros del departamento de Recursos Humanos y los consultores externos que instalan el sistema.

Generalmente, los primeros presionan para obtener funcionalidades sencillas y prácticas sin atender a la complejidad de la configuración, mientras que los segundos no suelen estar familiarizados con las necesidades propias de un departamento de gestión de personas.

Por ello, resulta cada vez más habitual encontrar en las compañías la figura de los coordinadores de sistemas que puedan actuar como traductores entre los equipos técnicos de implementación del software y Recursos Humanos. Este perfil en alza suele tener experiencia como consultor técnico y funcional de aplicaciones, así como formación y conocimiento de la función propia de Recursos Humanos.

En definitiva…

El mundo de la gestión de personal no permanece impasible ante la revolución digital, pues se afana en incorporar las últimas tecnologías para mejorar procesos y la toma de decisiones.

Para ello, se torna fundamental la figura del HRIS Coordinator, quien gracias a su experiencia del lenguaje técnico y su formación en Recursos Humanos podrá facilitar el entendimiento entre ambos universos aparentemente tan dispares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here