Mejor con Talento

Teletrabajo, otra forma de trabajar

Con la crisis por Coronavirus, las empresas han adaptado su productividad a nuevas formas de trabajo en tiempo record y en otros casos, solo han tenido que mejorarlas o ampliarlas.

Pero el teletrabajo requiere preparación, una planificación de la logística y un esfuerzo por ambas partes en el compromiso de llevar a cabo el trabajo en las mejores condiciones.

El empresario debe confiar en el empleado pero también debe medir y controlar su desempeño.

El trabajador debe actuar con disciplina y compromiso de igual manera que si estuviera en la oficina evitando en la medida de lo posible las distracciones domésticas.

Pero en esta situación de pandemia, el teletrabajo tampoco se hace en las circunstancias idóneas. No es la panacea, no es la manera ideal de trabajar. Teletrabajo y “Tele cuidado” (de niños o familiares) no siempre se complementan y se hacen compatibles  para conseguir los mejores resultados. La percepción de la persona que sí puede hacer un teletrabajo eficaz difiere mucho de la sensación de otra que tiene que compaginar ambas actividades.

Medir objetivos y la eficacia del teletrabajo en esta situación tendrá que tener en cuenta mucha casuística, diferente metodología y muchos tipos de empresa.

También requiere dotar de recursos materiales identificados y controlados en cuanto a medidas de seguridad, que cubran todas las necesidades de los empleados para que puedan desempeñar su trabajo diario. Portátiles o móviles, todo inventariado y proporcionado por la empresa.

Herramientas necesarias para el teletrabajo

En cuanto a la parte tecnológica, hay múltiples herramientas que dan cualquier servicio que se pueda necesitar.

Si se requiere aplicaciones que permitan la comunicación para realizar llamadas, chats o reuniones se puede utilizar Fuze (plataforma de centro de contacto y comunicaciones en la nube creada para la empresa). O bien alguna aplicación correspondiente integrada en el mismo portátil que también permite hacer llamadas entre otras cosas como Teams (centro digital perteneciente a Microsoft que permite reuniones, llamadas, chats o colaboraciones en equipos).

Si se necesita un sistema que permita controlar las entradas y salidas de la jornada laboral  puede utilizarse Sesame, plataforma que permite la gestión del tiempo de los empleados, control de salidas y entradas así como horas extras o planificación de trabajos y tareas.

Las reuniones de empresa hasta ahora habitualmente presenciales han acogido enseguida las herramientas disponibles, desconocidas para muchos y cotidianas para otros. Es el caso de Zoom, creo que la más usada y conocida para hacer reuniones y encuentros entre personas ya sea en empresa o en otros colectivos como colegios, academias, grupos de amigos, etc. Hangouts de Google, que combina mensajes de texto, llamadas de voz o video llamadas. Whereby otra plataforma que permite video llamadas en equipos medianos.  Video llamadas a través del Whatsapp, como las que hacemos con nuestros familiares. Jitsi que permite videoconferencias,  Skype o Facebook Messenger. Pero hay muchas más…

La forma de acceder y conectar con la información de la empresa se hace a través de una conexión VPN que permite acceder a la red de trabajo con total seguridad y control, proporcionando la misma accesibilidad a cualquier documento o aplicación de la empresa de igual manera que si estuviera presencialmente en la oficina.

De no existir esta forma de conexión, seguramente el acceso a la información de la empresa tendría numerosas limitaciones y restricciones, de tal forma que sólo podrían realizarse consultas de menor importancia o gestiones un tanto superficiales que no usen datos sensibles de clientes o de la propia empresa.

Existen numerosas herramientas para medir la productividad. Podemos encontrar  EffiWork (ayuda a gestionar el trabajo de los empleados que trabajan desde casa). Focusmate (para evitar distracciones y planificar las tareas a realizar para ser más productivos). Teamleader (unifica la gestión de clientes como un CRM con la gestión de incidencias o de proyectos a realizar por el trabajador). Toggl (una especie de rastreador para contabilizar el tiempo que se dedica a cada tarea) o TimeDoctor (un software de seguimiento del tiempo para ayudar en la productividad, conseguir mejores resultados y obtener informes detallados de los tiempos de trabajo) entre otras muchas.

No obstante, cada empresa usará las herramientas que mejor se adapten a sus circunstancias o establecerá su propia metodología para medir y controlar el rendimiento.

Además de esta información del aspecto tecnológico, existen otros aspectos de índole más social o personal que inciden directamente en la productividad del trabajador:

  • La jornada laboral, ¿hasta dónde llega el teletrabajo? ¿Estoy disponible todo el tiempo por estar en casa?
  • La ausencia de compañeros.
  • La sensación de sentirse desubicado.
  • La frustración por no poder llegar a todo o llegar de manera muy incompleta por la falta de recursos.
  • La optimización o falta de ella por compaginar teletrabajo y conciliación familiar.

En definitiva, el teletrabajo por necesidad y por imposición  ha puesto sobre la mesa no solo la falta de preparación en muchos casos, sino también la obligación de abrir la mente a otras herramientas o modalidades de trabajo distintas a las habituales de formato presencial.

Las sensaciones de si es bueno o malo, si se está a favor o en contra, en estos momentos son radicalmente distintas si se le pregunta a una persona habituada a hacerlo a una persona que lo ha tenido que hacer de la noche a la mañana.

Para muchos empleados y muchas empresas, el teletrabajo será un antes y un después en su forma de trabajar.

O quizás no y todo siga igual…

¿Tú qué opinas al respecto?

 “No es el más fuerte ni el más inteligente el que sobrevive, si no el más capaz de adaptarse a los cambios.”

CHARLES DARWIN

Miriam Hernandez

Especialista en Coaching e Inteligencia Emocional.
Con una actitud positiva todo es posible.

10 comentarios

  • El confinamiento nos ha hecho adaptarnos a una situación para la que no estábamos preparados. Ni empresas ni empleados. A fuerza de tesón hemos ido haciendo nuestro trabajo lo mejor q hemos sabido y podido. Miriam, en tu artículo no lo podías haber definido mejor. No sólo ha sido aceptar y adoptar una nueva forma de trabajo sino un sinfín de nuevas sensaciones cuyo epicentro es nuestro hogar. Genial Miriam, yo me he sentido totalmente identificada con tus palabras. Enhorabuena

  • Como idea y conceptualmente el teletrabajo es algo estupendo y maravilloso…. pero, como bien dices, no es la panacea laboral que nos gustaria. Salvo trabajos excepcionales como…. volcados…de datos.. traducciones.. ediciones de documentos… diseños y proyectos creativos… en la realidad y en la práctica en otros muchos casos… no es más que un cambio de jornada laboral pasando de las 8..10..12 horas de trabajo presenciales a una dedicación plena de 24 horas pendientes de la empresa… correos…llamadas… etc… eso cuando no tienes tu que poner tus propios medios para teletrabajar.. ordenador.. línea de conexión y datos … .no obstante aunque no es oro todo lo que reluce… hay tambien muchos casos en los que es una forma perfecta y excelente de trabajar porque empresa y teletrabajador se entienden perfectamente…..y ninguno se aprovecha del otro… por otro lado el artículo me parece perfecto…. con un despliegue de conocimientos sobre esta cuestión importante y muy clarificador…

  • Un artículo muy técnico, en el que se facilitan cantidad de herramientas y soluciones a problemáticas surgidas ante el teletrabajo, que tal y como están las cosas parece que ha venido para quedarse, al menos durante un tiempo cada vez más indeterminado.
    Gran aporte, muchas gracias

  • Muy interesante Miriam. Desgraciadamente el boom del teletrabajo ha venido motivado por causa mayor y, efectivamente, las circunstancias lo hacen difícil. De todas formas, el teletrabajo, cómo dices hay que organizarlo bien para que sea efectivo, y en ningún caso es sinónimo de conciliación familiar si no viene acompañado de horarios ajustados que permitan compatibilizar con el cuidado de las familias. Y muchas gracias por la amplia información de plataformas de comunicación… nos dará tiempo a probarlas todas?

    • No sé si probarlas, pero al menos tenemos la información para poder usar la que mejor se nos adapte. Muchas gracias por tus palabras Alicia!!

  • Gracias Miriam, bue artículo, con variada información, puntos de vista y multitud de herramientas con sus enlaces -que eso lleva tiempo, ;)-.

    Una propuesta, ¿harías un artículo sobre las diferentes opciones de espacio y mobiliario para ejercer el teletrabajo?, ¿profesiones donde se puede hacer el teletrabajo?

    Sigue así de bien.

    • Sí, puede ser otro tema perfectamente vigente en estas circunstancias y en las que vendrán, así que lo tengo en cuenta Gema. Muchas gracias por tu aportación y me alegro que te haya gustado!! Un saludo. Miriam

Suscríbete a nuestra red

Síguenos

¡No te cortes! Lo más importante es el Networking. Nos encanta conocer gente nueva e interesante y sobre todo hacer nuevos amigos.

Contacta